martes, 23 de agosto de 2011

Shakespeare & Company

Hace unas semanas fui a ver "Midnight in Paris" la película de Woody Allen filmada íntegramente en París. En un momento de la película aparece esta famosa librería en la que estuve y en la que saqué estas fotos que hoy comparto.

Situada en el corazón de París, frente a Notre Dame, Shakespeare & Co se convirtió de ser una simple librería a toda una institución. Situada en el barrio latino de París el cual por siglos fue y es centro de la cultura y creatividad de la ciudad.

La historia dice que la propietaria más famosa de la librería fue Sylvia Beach, quien regenteo el establecimiento en el 12 de la calle Odeón, entre los años 1919 y 1941 (actualmente la libería está situada en el 37 de la calle Bucherie). Durante ese período la tiena era considerada como el centro de la cultura anglo-americana en París.
La librería en esa época era visitada a menudo por autores pertenecientes a lo que se llamo la "Generación Perdida" tales como Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein y James Joyce. El contenido de la librería era considerado como de gran calidad y reflejaba los gustos literarios de su propietaria. Shakespeare and Company, así como todos sus habitués, es mencionada continuamente en A Moveable Feast de Hemingway.
Esta primera sede de Shakespeare and Company fue cerrada en diciembre de 1941 debido a la ocupación de Francia durante la Segunda Guerra Mundial. Pero en 1951, justo diez años después, otra librería anglo-sajona fue abierta en París, por el americano George Whitman, bajo el nombre "Le Mistral". Al igual que su predecesora la tienda se convirtió en uno de los centros de la cultura literaria. Cuando Sylvia Beach murió, el nombre fue cambiado por el de Shakespeare and Company. La hija de Whitman, Sylvia, se ocupa ahora del establecimiento. Sigue instalada en el 37 de la calle Bucherie, cerca de la plaza de Saint Michel y ados pasos del Sena y de Notre Dame.
La atmósfera de la librería es mágica, tiene un piso superior al que se accede por una escalerilla de madera. Cuando yo estuve arriba habia un pianista tocando. Los anaqueles, el piso, las mesas y las sillas estan repletas de libros y uno podría quedarse mil horas mirando. Todo es atractivo, el ambiente invita a sumergirse en la lectura, a dejar volar la mente, a soñar con otros mundos...

Esto que se ve debajo en la foto era como una cabinita de madera, con lucecitas en el techo y con una maquina de escribir, una silla y papel. Al lado de la puertita habia un cartel que invitaba al visitante a pasar, sentarse y usar la maquina para escribir lo que deseara.

Afuera más y más libros y también varias cajas con libros que regalaban y que el visitante puede elegir y llevarse. Sin dudas un lugar mágico para visitar en París.

Las fotos son todas mías y la info de la historia de la librería la saqué de Wikipedia.

2 comentarios:

Maru dijo...

Me encantó la peli de Woody y ahora que conozco la historia de la libreria quiero conocerla en persona (y de yapa el viaje a Paris, no?) beso!

retriever dijo...

Magica bellissimo librería , saluda del Belgica